La administración pública de la provincia de Santa Fe incorporó 27.578 agentes entre 2008 y 2018, alcanzando en este último año una totalidad de 140.465 empleados. Así, la suba fue del 24,4%. En contraste, para igual período, el empleo privado registrado de la provincia se incrementó un 10,6%, es decir, creció menos de la mitad. Pese al crecimiento de la órbita estatal, Santa Fe está entre las provincias con menor proporción de empleados públicos del país.

De acuerdo a datos del gobierno de Santa Fe, la cantidad de cargos provinciales ocupados (planta permanente y temporaria) ascendió a 140.465 a diciembre de 2018, incluyendo la Administración Central, los Organismos Descentralizados, las Instituciones de la Seguridad Social y las Empresas Públicas. Si se tiene en cuenta el número de puestos para el año 2008, el aumento fue del 24,4%. Es en el año 2012 cuando el personal total dio un salto pasando de 117.342 a 123.511 personas, es decir, una expansión del 5,3% interanual, la más alta del período considerado, registrándose la única variación negativa entre 2018 y 2017 (-0,2%).

En términos de la cantidad de empleados públicos cada 1.000 habitantes, esto implicó una suba de 35,8 a 41,5 de acuerdo a datos de la provincia, es decir, una suba del 16% en este ratio.

Por su parte, para dimensionar esta suba del empleo público provincial, vale señalar que el empleo privado registrado para la provincia de Santa Fe tuvo un incremento en igual período del 10,6%. Es decir, la tasa de expansión del empleo público provincial más que duplicó a la del empleo privado formal.

Administración central

Dentro de Administración Central (AC), se encuentra el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. El Poder Ejecutivo abarca la mayor parte de los cargos de la AC, más específicamente, en el 2018 representó el 95,4%. En este poder, en los últimos 10 años se incorporaron 25.315, es decir, un aumento del 25,3%, destacándose los incrementos de los años 2012 y 2013 donde el aumento fue de 5,5% y 4,8% respectivamente. Por su parte, para el año 2018 se registró una reducción anual del 0,1%.

El Poder Legislativo incrementó sus cargos un 36,3% entre 2008 y 2018 pasando de 1.440 a 1.963, es decir, 523 más, mientras que el Poder Judicial, aumentó sus agentes en un 33,9%, lo que equivale a 1.021 empleados. En ambos casos, también se experimentaron fuertes subas en los años 2012 y 2013, con variaciones de 10,3% para el Poder Legislativo en 2012 y de 7,6% en el Poder Judicial para el 2013.

En lo que atañe a los Ministerios dentro del Poder Ejecutivo de la Administración Central, se deben destacar a los Ministerios de Educación con 53.952 empleados, de Seguridad con 25.937 y Salud con 22.652. Así, entre los tres conforman el 73% del total de los empleados provinciales. Para el período considerado, la suba más pronunciada se da en el Ministerio de Salud, incorporándose 7.358 cargos, esto es, un aumento del 48,6%. Por su parte, del lado del Ministerio de Seguridad la nómina de personal se incrementó un 34,7% en los últimos 10 años y en Educación un 12,7%. Por último, vale destacar la evolución del Ministerio de Innovación y Cultura, que si bien su participación en el total es escasa, registra un crecimiento del 70,5%, en el período 2008-2018, es decir, se incorporaron 280 empleados (de 397 a 677).

En cuanto al Poder Legislativo, las cámaras de Senadores y Diputados con 593 y 783 puestos respectivamente, abarcan el 70,1% del total de dicho poder. El 29,9% restante queda repartido entre el Tribunal de Cuentas (17,6%) y Defensoría del Pueblo (12,3%) que cuentan con 346 y 241 empleados respectivamente.

Organismos Descentralizados e Instituciones de la Seguridad Social

En lo que refiere a los Organismos Descentralizados (OD), se destacan la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) con 1.039 cargos, la Administración Provincial de Impuestos (API) con 734 y la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo (DPVU) con 368 puestos. Los tres representan el 68,6% de la totalidad de los OD. Además, la particularidad que comparten estos 3 organismos es que durante la última década la cantidad de cargos en cada uno de estos ha disminuido, siendo la mayor caída la del API con 25,5% seguida por DPVU (13,6%) y la DPV (6,2%).

Como se observa en el cuadro, las variaciones más elevadas se dieron en el Instituto Autárquico de Industrias Penitenciarias (92,8%), en el Aeropuerto internacional de Rosario (75%) y en la Caja de Asistencia Social-Lotería (27%). Estas variaciones junto a la del Servicio de Catastro e Información Territorial (20,2%) fueron las únicas positivas durante el período en cuestión, el resto fueron nulas o negativas. Entre estas últimas se destacan las caídas en el API y en el Ente Regulador de Servicios Sanitarios con cifras de -25,5% y -19,5% respectivamente. De este modo, para el total de OD los empleados disminuyeron un 6,2% en el período bajo análisis.

Por el lado de las Instituciones de Seguridad Social (ISS), compuestas por el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS) y la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia alcanzaron para el año 2018 las cifras de 221 y 458 cargos respectivamente. Como se puede apreciar en el siguiente cuadro, la cantidad de cargos del IAPOS cayó un 7,5% en la última década (de 495 a 458) y en la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la provincia la disminución fue casi el doble (14,7%), pasando de 259 en 2008 a 221 en el 2018. Así, al igual que en los OD la cantidad de empleados descendió en las ISS para los diez años estudiados.

Empresas Públicas

En lo que atañe a empresas del estado, las mismas totalizaron en el año 2018 una cantidad de cargos de 5.211 La empresa provincial que aporta mayor número a esta partida es la (Empresa Provincial de Energía (EPE) con 3.903 puestos (representa el 74,9% de las Empresas Provinciales) y la misma creció un 21,6% en la última década, pasando de 3.210 cargos en 2008 a los 3.903 mencionados para el 2018.

La empresa “Aguas Santafesinas S.A.” cuenta con 1.199 cargos y representa el 23% del total de cargos de las empresas provinciales siendo la segunda empresa con mayor participación sobre el total. Dicho organización pasó de 1.045 puestos en el 2008 a 1.199 para el 2018, dando una variación total de 14,7%.

Comparaciones con otras Provincias

Si bien el empleo público de la provincia ha crecido en los últimos años, cuando se analiza esta variable en relación a otras jurisdicciones, se advierte que Santa Fe está entre las jurisdicciones con menor presencia de empleo estatal. En forma precisa, de acuerdo al Índice de Desempeño Provincial (IDP) que elabora anualmente la Fundación Libertad, la proporción de empleados públicos/población ocupada para Santa Fe ascendió en el ejercicio 2017 –último dato disponible- a 9,1%, siendo el promedio de provincias equivalente a 17,6% y ubicándose en segundo lugar detrás de Córdoba con el indicador más bajo.

De igual manera, cuando se analiza la cantidad de empleados públicos provinciales cada 1.000 habitantes, se obtiene un resultado similar. Así, en Santa Fe, es indicador es de 39, el segundo más bajo del país detrás de Córdoba (35). En el otro extremo, se encuentran Tierra del Fuego y Neuquén con 121 y 105 cargos respectivamente, ambas muy alejadas del promedio (69).