De acuerdo a datos del Ministerio del Interior, en la última década la cantidad de personas trabajando en la esfera provincial estatal ha crecido un 37,9 % versus una expansión del 17,6% del empleo privado registrado, es decir, 20,3 puntos más. Existen fuertes disparidades provinciales: en Catamarca, cada 100 empleados en blanco de la órbita privada, hay 171 empleados públicos y en CABA 12.

La cantidad de empleados del sector público provincial ascendió a 2,3 millones de personas en 2017, lo que implica un crecimiento del 38% en diez años. Para igual lapso, el empleo privado registrado creció casi un 18%, es decir, veinte puntos menos.

El crecimiento de ambas variables ha sido dispar entre provincias, observándose incrementos en torno al 90% del empleo público en algunas de ellas, como por ejemplo en Jujuy y Salta, en tanto que las variaciones más bajas se han dado en Buenos Aires y Formosa con subas del alrededor del 10%. Por su parte, el empleo registrado privado también muestra resultados disímiles, ha crecido un 43,5% en Chacho y un 6,2% en La Pampa, siempre para el período 2007 – 2017. En cualquier caso, se advierte que para el período considerado, en la gran mayoría de los distritos la expansión del empleo público superó a la del privado registrado.

Otro dato que ilustra la importancia que adquiere el sector público provincial como empleador es la proporción entre los empleados públicos provinciales y el total de trabajadores registrados del sector privado. En forma concreta, este ratio asciende a 35,2% para el total provincial, y quiere decir que, cada 100 personas que trabajan en el sector privado registrado, 35 lo hacen en el sector público a nivel provincial. Este guarismo era de 29,9 en 2007.

Por su parte, son llamativas las diferencias entre jurisdicciones. En Catamarca, se advierte el mayor porcentaje de empleados públicos sobre los registrados privados de esa provincia. Precisamente, para el año 2017 el mismo trepaba al 171%. Esto implica que, cada 100 trabajadores de la esfera privada registrada, hay 171 en el ámbito público provincial. Le siguen, Formosa con 167,4%, La Rioja (146,9%), Jujuy (135,4%), Santiago del Estero (117,4%) y Chaco (104,5%). Es decir, en todas estas provincias hay más trabajadores estatales provinciales que privados registrados.

En el otro extremo, los distritos con menor porcentaje son Santa Cruz (5%), aunque debe tenerse en cuenta que según el Ministerio del Interior, la información obtenida en esta provincia es segmentada. Le siguen CABA con el 11,9%, Córdoba (25,6%), Buenos Aires (27,6%) y Santa Fe (32,5%).

En síntesis, el empleo público a nivel provincial ha crecido por encima del empleo privado registrado en la última década. Hay provincias en las cuales los trabajadores bajo la órbita del Estado Provincial superan a quienes se desempeñan en el ámbito privado. Esto se traduce en mayores erogaciones para el erario lo que a larga deriva en mayores impuestos y/o endeudamiento. Se sabe que hoy el gasto público en términos del PBI es récord y la carga impositiva está en niveles máximos. Es momento de replantear una reforma estructura del Estado en sus distintos niveles de gobierno, y en el caso del provincial puntualmente, sobre el gasto en personal, que representa en promedio el 50% de los presupuestos provinciales.

Accedé al informe completo acá:

https://libertad.org.ar/web/wp-content/uploads/2019/10/Empleo-Publico-Provincial-vs-privado.pdf