• El puntaje promedio para el conjunto provincial es de 5,22. Este guarismo es superior al logrado en la edición pasada (5,18) pero se halla entre los cinco menores valores de la serie que se inicia en 2005.
  • El tamaño del sector público persiste en los niveles más altos de la serie. El valor promedio de la relación Gastos Corrientes / PBG para el conjunto provincial es del 22,2% mientras que en el IDP 2005 esta relación era del 17,5%, lo que implica un crecimiento del 27%.
  • Alta dependencia de los recursos enviados por el gobierno nacional. En promedio, sólo el 24% de los Ingresos Corrientes provinciales corresponde a Recaudación Tributaria Propia. En algunas jurisdicciones este ratio no alcanza el 10%.
  • El stock de deuda de las provincias creció en relación a la edición pasada. Aunque el guarismo promedio provincial está muy por debajo de los valores de los primeros años de la serie, se advierte una suba en el último año producto que las provincias salieron al mercado de capitales a buscar financiamiento. El mismo pasó del 5,4% al 6,4% del PBG.
  • La presión fiscal provincial sigue siendo elevada. El promedio provincial del cociente Recaudación / PBG, se incrementó un 46% desde la primera edición del IDP, llegando a ser del 4,7% en esta edición.
  • Seis años consecutivos de resultado financiero negativo para el consolidado provincial. El rojo de las provincias pasó de $56.267 a $74.642 millones entre 2015 y 2016, lo que implica una expansión anual del 33% y el sexto año consecutivo de desequilibrio fiscal.
  • El empleo público provincial como porcentaje de la población ocupada registra un nuevo récord. El promedio provincial se ubica en el 17,6% y avanzó un 25% a lo largo de toda la serie del IDP.
  • Las provincias destinan en promedio sólo el 11,8% de sus presupuestos a Inversión Real Directa. Este guarismo presenta brechas sustanciales entre provincias. En algunas llega casi al 30% y en otras no alcanza al 2%.
  • El gasto en personal absorbe en promedio el 51% de los gastos totales de las provincias. Este número refleja la importancia que tiene el estado provincial como generador de empleo. En algunas jurisdicciones este ratio se ubica en el 62%.
  • Las disparidades provinciales se advierten en todas las variables del IDP. La persistencia en las desigualdades encontradas en el análisis de todos los indicadores del IDP, advierte sobre el carácter estructural de las mismas y la necesidad de implementar políticas públicas de mediano – largo plazo.

Accedé al informe completo acá:

https://libertad.org.ar/web/wp-content/uploads/2020/01/IDP-2018-08.pdf